Monday, 4 March 2019

                            DIARIO DE UNA ADOLESCENTE

                                            I





-Tuve miedo de ti. Sin querer partí. No fue por tu ser, sino por mi eterna sed que me recorre la vida y se extiende en mi piel. Quiero que comprendas que ayer te amé pero no quiero saber si aún hoy te amo. Por un momento estuviste en mi, y yo tu alma recorrí. Pero necesito caminar, buscar nuevos destinos. Quedarme en ti seria como alargar un camino. Yo quiero descubrir otras esencias, vivir con mi carne nuevas sensaciones. Pisar donde nunca otro haya pisado. Ahondar en mi misma, abarcar otras bocas, crecer como el pasto salvaje y húmedo. Mi alma es un volcán que arrasa con una lava loca todo lo que sea constante. Yo soy multiforme. No he llegado a conocer todas mis facetas. Amo lo desconocido, lo imposible, lo que produce vértigos y escalofríos, lo total en lo fugaz. Donde hay falsas auroras recurro a replegarme. Al refugiarme intento alargar mis manos y encontrar ayuda para no llorar... Pero no era esto lo que quiero comprendas, sino la parte de mi alma que a ti te toca. Esa que tiene alas, que peregrina, que no sabe estarse quieta. La que te amó y hoy te deja. Quiero que entiendas que mi alma vuela. Que tu fuiste un camino que recorrí con besos. Al cruzar tu espacio me detuve en susurros y palabras ricas de sentimientos que nacen, sin saber como. Y desaté los impulsos que guardo dentro mío.Con mi cuerpo y el tuyo habitamos la tierra y le dimos calor y frutos. Pero hoy eso debe quedar atrás. Hemos sembrado al espacio que nos habito con nuestras vidas. Recorre tú, otro, siembra nuevos caminos. Yo, ahora,  voy en busca de cultivar nuevos destinos.-

No comments:

Post a comment