domingo, 25 de marzo de 2012

Lost in thought

Lost in thought

Otra vez Virginia Woolf en mi mente. Creo que la oficina me sofoca y el derrotero de mis pensamientos me       lleva a ella. ¿Tan absolutamente insípida le resultó la hora en que decidió sumergirse, para no hastiarse más?    

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada