domingo, 25 de marzo de 2012

Heartwarming

Heartwarming

Gracias Dios mio por este sol maravilloso que me pega en el rostro. Gracias por la fuerza enorme que he tenido para encarar las responsabilidades del día. Desde la ventanilla del ómnibus, el campo y la vida misma, me sonríe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada