lunes, 23 de noviembre de 2009


GIOVANNI PAPINI (1881-1956)

El controversial florentino, Giovanni Papini desafió con sus ideas a los puritanos de la época, con posiciones filosóficas y éticas en contra de la moral circunspecta y reñidas con la conducta aceptable socialmente. La ironía, la burla y el desparpajo son "su obra". El intento logrado de escandalizar, fue la fuente de su pluma. Una filosofía cortante, hiriente y desafiante que lleva al lector a tomar una posición urgente de negación o simpatía. Su extraordinaria inteligencia, su cultura autodidacta lo llevó a escudriñar los sentimientos como un desesperado existencialista. Desolado ante la noción inconmensurable de su esencia única y diferente del resto, no declina en exponer "su verdad" de un modo exultante. Paradójicamente, cuánto más dura es su crítica, más fresca, soñadora y romántica, es su actitud... Almadiana

..."de ahora en adelante no diré ya la verdad, porque la verdad no es más que calumnia; no criticaré a nadie, porque la crítica es una descarada intrusión en las vidas ajenas; no diré lo que pienso, porque la sinceridad arrastra casi siempre a la injuria. No mantendré polémicas, porque las polémicas, no son más que riñas de gente con prejuicios. No atacaré a las personas, sino las palabras; ya no llamaré pan al pan, sino bizcocho; al cerdo ya no lo llamaré cerdo, sino animal necesario a la humanidad; no llamaré mierda a la mierda, sino noble madre de coles. Y espero que entonces todo el tinglado periodístico y filosófico de la nación se tragará su baba y permanecerá quieto en sus covachuelas..."

Extracto de -Nosotros los injuriadores- de MASCULINIDAD

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada